Chile From Within

Auspicious arrival to Chile

Posted in chile, Chile culture, mountaineering, People and Places, Santiago, Viva Chile, Writing by tomasdinges on January 3, 2014
Climbing the rock alongside el Estero del Manzano.

Climbing the rock alongside el Estero del Manzano.

And I’m back in Chile. Amazing. The culmination of goals I had set for myself, a pre-mid-life bucket list perhaps, after quitting my job in August. Thank you to all those people. You know who you are…who helped me get here.

There was the 1,500 nautical mile trip aboard the replica of the slave ship Amistad from Mass. to Puerto Rico. Then the double-handed sailing journey with my friend from Jersey City to Block Island, Rhode Island and back! Another sailboat delivery, and, a five-day solo backpacking trip through the Catskills.

My body took a beating, but survived. And on Saturday I arrived back in Santiago, a place I hadn’t visited since 2007.

I am here now to write about the amazing developments happening here in environmental conservation, adventure sports and mountains.

This will obviously include work on the development of a private conservation initiative on a 30,000 acre property in the Central Andes owned by my family and operated by my aunt called Parque Andino Juncal.

I lived here for nearly four years, and is the reason for this blog. It was a journey seen through unique eyes. My mother’s family had established themselves in Valparaiso from Australia in the early 1900s, and my father had written several books uncovering the sordid calculations of terror by the military dictatorship.

I was fascinated by the cultural changes and morphing of the people as the lingering shell of repression of cultural identity imposed by the 17-year dictatorship eroded away.

But I became jaded by the constant negativity by people in Santiago, a sense of constant profiteering by the country´s business class and frustration with my own goals.

And now Chile is post-Gothic, post-“buena Naty” (NSFW, look it up), post-Pokemon, post-massive student demonstrations and into the second, count it SECOND, term of Michelle Bachelet, the daughter of an assassinated military officer and the first woman president in Chile.

She will be inaugurated in March.

How much have things changed. How much does it matter? Will my constant analysis and tendency to focus on negative give way to seeking out what is positive? I think so.

And let me tell you of these positive things.

Within 24 hours of landing I was en route to nearby Cajon del Maipo to go rock climbing with nine nearly complete strangers. A few beers Saturday night turned into an invite to go climbing at 9 am Sunday morning. There would be eight Chileans and an American named Joshua.

The rock, called Piedra Rommel, was covered in climbers. The two 45-foot-high sandstone boulders along the river had some 20 routes coming off of them, ranging from the easiest to most difficult. There were women, men, children and adults clambering up and over this rock.

We set up camp nearby in the Mediterranean scrub brush, and proceeded to spend the Sunday afternoon drinking beer. Cries of successful summits, or agony as grip was lost and adrenalin surged in the moment of a fall, rang out past 8 p.m. That night I learned the art of grilling beef and pork, vegetables, potatos, and became close companions with the Chileans.

Image
Sunset climbing at the Piedra Rommel in Cajon del Maipo.

They were fountains of optimism, laughter, generosity and entrepreneurship. Oliver, a photographer, Pablo, a magician,  Laucha, runs three small businesses, Valentina, works at an insurance company but wants to establish a program promoting healthy conversations around sex and sexuality. Is she serious? In conservative Chile? She was optimistic.

The next day was cliff jumping into a water hole, beer drinking and napping in hammocks or in the cool shade of a giant boulder next to a river.

And three days after I arrived it started it was over.

Now, I am off to Juncal for a busy week. I will spend three days with a glaciologist studying the curious life of a rock glacier at 10,000 feet. Then I will welcome a group of biologists from Bolivia, Argentina and elsewhere who have come to visit the park. There is also a change of park rangers to oversee and host of other tasks to get a better sense of how this park runs.

And then in a couple weeks, maybe a little (or a lot) of sailing in the most competitive and extravagant regatta in Chile, the Regata de Chiloe.

I’ll be posting regularly on Chile From Within with photos and video. Stay tuned.

Advertisements

Chile’s Recent History: Military Privilege, Fear and Capitalism

Posted in Chile military, Corruption, mierda, Pinochet, Viva Chile, Writing by tomasdinges on February 6, 2007

Check out this article about corruption, real dirty corruption, in Chile, which I did in 2005. PLEASE CONTACT ME if you are still involved in this issue and concerned about its outcome. I am following developments in current investigations.

Por favor contacteme si todavia estas involucrado en este asunto o ha sido afectado por las consecuencias de ello. Estoy todavia siguiendo el desarrollo de investigaciones sobre el tema.

Published at the now defunct politics, economics and culture magazine Siete Más 7, run by the award-winning journalist and author, Monica Gonzalez. This linked biography is from the 2005 Fundación de Nuevo Periodismo prize granted by Gabriel García Marquez.

CIF San Nicolas, Consorcio Internacional Financiero San Nicolas…its all the same.

Siete Más 7, 2005

El enigma de San Nicolás

Esta es la increíble historia de una empresa que ofrece créditos millonarios sin garantía y con la única exigencia de un pago previo correspondiente al 1% para los gastos operacionales. Más de 70 clientes logró captar en tres años. Hasta ahora no han visto un peso. Entre los rostros visibles del negocio figuran Luis Patricio Bascuñán y el general retirado Guillermo Letelier Skinner.

Por Francisca Skoknic y Tomás Dinges

En Darussalam, Brunei, podría estar la solución para todos aquellos chilenos comunes y corrientes con buenas ideas que requieren de millones de dólares para llevar a cabo sus negocios. Millones que en el país nadie les va a prestar y que la empresa chilena Consorcio Internacional Financiero San Nicolás ha ofrecido intermediar sin necesidad de entregar una garantía por ellos. En su reemplazo, San Nicolás contrató a la firma de Brunei General & Marine Underwaters para asegurar los créditos.

Suena fácil, pero ha sido justamente lo contrario. Tres años después de iniciado el proceso, ninguno de los créditos (que suman US$ 460 millones) ha sido entregado. Para la compañía sigue siendo una promisoria alternativa que podría revolucionar el financiamiento de los negocios en el país. Sus clientes, en cambio, se dividen entre quienes reclaman simplemente haber sido defraudados, y quienes en silencio esperan un crédito que tarda mucho en llegar.

Los primeros anuncian acciones legales y son en su mayoría extranjeros. Gran parte del resto son chilenos que se escudan en una cláusula de confidencialidad para negarse a hablar o para pedir reserva de su identidad. Y todos ellos afirman que si dicen cualquier cosa respecto al negocio no sólo se quedarían sin crédito, sino también perderían el 1% que se le exigió a la mayoría para cubrir los gastos operacionales. Un monto ya pagado que puede llegar a equivaler a 200 mil dólares. La negativa a hablar se acrecentó la semana pasada cuando todos ellos fueron advertidos a través de una carta de que no debían hablar con Siete+7.

El temor parece fundado, pues ya una vez les dijeron que el proceso había estado a punto de fracasar y provocado un gran retraso por culpa de algunos clientes que hicieron demasiadas preguntas al intentar contactar a los bancos que entregarían los créditos.

Además del 1% desembolsado, otros clientes ya comprometieron los dineros o incluso hicieron gastos confiando en que obtendrían sus créditos en el plazo acordado.

-No soy un cliente, soy una víctima de San Nicolás -es la primera aclaración que hace desde Panamá Mauricio Von Luxburg.

Recomendado por un socio, el 2002 contactó a Javier Salas Alcayaga, representante de CIF San Nicolás que por esos días visitaba ese país, y en noviembre firmó un contrato para un crédito de 13 millones de dólares para su empresa Zona de Tecnología y Telecom.

Von Luxburg asegura que la experiencia ha sido desastrosa para su negocio. Había contratado gente y firmado compromisos confiado en la promesa de que el dinero llegaría en 90 días. Ha transcurrido un año y medio y todavía espera. De los 20 empleados iniciales sólo le quedan 5, además de numerosos contratos incumplidos que le han valido cuatro demandas. Eso sin contar el 1% que debió pagar para acceder al crédito. Acusa que fue engañado y estafado, por lo que está preparando acciones legales contra la empresa chilena.

-Obvio que da para pensar cualquier cosa, hay muchos que se quedaron en el camino. Han estado a punto varias veces y han fracasado porque hicieron declaraciones en el extranjero. Algunos ya están desesperados. Pero estamos todos a la espera de que en algún momento llegue a buen término y hablar antes sería entorpecer el proceso

-dice un cliente chileno.

-Algunas personas están demasiado inquietas, quieren las cosas muy rápido. Se ha demorado un poco, pero no es para asustarse. Por el apresuramiento algunos han violado el convenio. Si se salta la confidencialidad se va todo para atrás -comenta otro.

En el exterior la óptica parecer ser la opuesta. En Londres, Joe Chappell, dueño de Other Clear Limited, está indignado por lo que califica como falta de respeto y profesionalismo. Y eso que no pagó el 1% para obtener el crédito de 21 millones de dólares que solicitó a San Nicolás. Su empresa es peculiar, pues utiliza la a veces cuestionada fórmula de vehículo financiero para fines especiales, diseñada para hacer adquisiciones y obtener financiamiento minimizando el riesgo de quiebra. Espera el dinero desde noviembre de 2002 para su proyecto inmobiliario de 230 casas en Portugal.

-La mayoría de mis negocios han sido en el Medio Oriente, entonces estoy acostumbrado a tener demoras, pero nunca con un proceso tan histriónico como este -dice con rabia respecto a los continuos retrasos comunicados por San Nicolás.

Y agrega que ya está en una cruzada que terminaría con el caso ante las autoridades chilenas.

Hasta ahora no se conoce registro de alguna acción judicial iniciada contra CIF San Nicolás. Sin embargo, Siete+7 pudo confirmar en fuentes policiales que la Brigada de Delitos Económicos de Investigaciones (Bridec) recibió la denuncia de una posible estafa a través de un e-mail el 16 de julio pasado. Ésta no fue formalizada y por lo tanto no se inició una investigación. Una versión similar se obtuvo de la policía canadiense, donde se recibieron varios e-mails haciendo denuncias de fraude provenientes de distintos países. En ese caso sí se abrió una investigación para recopilar más antecedentes. En Luxemburgo, las autoridades también están analizando el caso.

Retraso tras retraso. Numerosos problemas ha debido sortear CIF San Nicolás para hacer avanzar el proceso de crédito. En distintas comunicaciones a sus clientes han ido informando de los sucesivos retrasos y fijando nuevos plazos para acceder a los fondos.

-Son los magos del plazo, ojalá uno pudiera hacer este tipo de negociaciones con los bancos -dice alguien que ha conocido de cerca todo el proceso y que si bien huele que hay algo raro, confía en que no se trata de una estafa, pues San Nicolás ha dado siempre la cara. A su juicio, la gente aún tiene paciencia porque necesita urgente los créditos y porque los plazos que les van poniendo parecen breves. Pero siempre van sucedidos de una nueva postergación.

Por ejemplo, en enero de este año se suponía que la fase inicial del crédito sindicado por distinto bancos europeos estaba casi listo y en cosa de días los primeros fondos serían transferidos. Pero en febrero estuvo a punto de venirse todo abajo.

Según uno de los clientes que contactó al Rabobank de Holanda -que encabezaba la operación- para saber más detalles, el mensaje que recibió fue que no siguieran trabajando con Peter Born, el rostro visible del banco contratado para recaudar los fondos. Tras esto, el Rabobank renunció, a juicio del cliente, por la participación de Born. En San Nicolás tienen otra versión.

“Era el banco líder que teníamos y por la falta a la confidencialidad lo perdimos. Ellos (el Rabobank de Holanda) se sintieron muy molestos porque están acostumbrado a que los clientes sean los bancos centrales del mundo, quizás Codelco o el Metro, entonces no están acostumbrados a que clientes Pymes anden preguntando a un banco de esa naturaleza tonteras. Es una consecuencia de saltarse el deber de confidencialidad”, explicó el abogado de CIF San Nicolás, Eduardo Vallejos.

El experto tributarista y abogado -entre otros, del ex jefe de la mesa de dinero del Scotiabank Gino Tirapegui, procesado en el caso Inverlink; del empresario vinculado a la operación Océano Manuel Losada y de la viuda de Mario Silva Leiva, el Cabro Carrera- fue mandatado por la empresa para entregar la única versión oficial del proceso.

La salida del Rabobank enfrentó también a San Nicolás con sus socios de EU Finance, que eran los encargados de buscar el financiamiento en bancos europeos. El representante de la firma europea envió una carta a su par chileno reclamando duramente por los llamados de clientes y abogados a Peter Born y al Rabobank haciendo preguntas “naif”.

-Estamos tratando de salvar la transacción, pero si no tenemos éxito tendremos que recurrir al contrato y demandarlos a ustedes -advertía Walter Fuchs de EU Finance a San Nicolás.

En los meses siguientes el asunto pareció irse arreglando con reuniones entre las distintas partes en Europa, pero también hubo nuevas postergaciones. Según dos clientes, el último plazo fijado sería para dentro de dos semanas. Ambos esperan confiados. El argumento, relata un tercero, fue que sólo faltaba la firma del ejecutivo de un banco que está de vacaciones y está todo listo.

Vallejos confirma que en un par de semanas podría ver la luz pero aclaró: “no tenemos fechas ciertas”.

-No es una cosa fácil. No cualquiera va a golpear la puerta y le entregan garantía de crédito y no a cualquiera le prestan -explica. Añade que han llegado a acuerdos con aquellos clientes que han desistido e incluso han solucionado los problemas de algunos que se han endeudado a la espera del crédito.

Otro actor en la historia que ha sido perjudicado con los retrasos es Latin American Corporate Property Services Inc., contratada originalmente -cuando era filial de la estadounidense Staubach- para auditar la ejecución de los proyectos una vez que sean otorgados los créditos.

-El plan de negocios consistía en la activación de los fondos luego de 90 días de la aprobación del proyecto, con 2 años de gracia, y pagos a lo largo de 10 años. En algunos casos el pago está atrasado en casi dos años. Obviamente, como los créditos no han sido desembolsados, el trabajo delineado en nuestro contrato no se ha iniciado aún. Hemos asistido a varios de los tomadores de créditos para reestructurar sus proyectos, que han cambiado de foco debido a los retrasos. Nuestra compañía no ha recibido un céntimo de remuneración a la fecha. Hemos incurrido en considerables costos relacionados con la contratación y entrenamiento de equipos en varios países preparando el inicio del contrato -explica desde Panamá el director de auditoría Mike Rule.

Las explicaciones. Vallejos es enfático al afirmar que todo se ha llevado a cabo con la máxima transparencia y que la confidencialidad es necesaria para proteger a los clientes de sus competidores. Insiste en que hay proyectos que están vinculados a empresas del Estado y menciona uno en el área energética que sería clave para el desarrollo del país.

Para demostrar la claridad con que han actuado, Vallejos relata que los viajes que realizan al extranjero cuentan con la “visación” de la Cancillería. Agrega incluso que la agenda de los viajes en que él ha participado es preparada por el Ministerio de Relaciones Exteriores y tienen carácter de comitiva oficial. Además, luego de cada visita al extranjero pasan por las embajadas de Chile en el país para dejar constancia de las actividades que realizaron. De esa forma, comenta, una vez que se envíen los dineros a Chile -a través del Capítulo XIV del Banco Central o de créditos bancarios- se podrá demostrar que son platas limpias y habrá pruebas de dónde salieron.

Este supuesto estrecho vínculo con el gobierno se exhibe incluso en las oficinas de San Nicolás, que ocupan todo el piso 12 del edificio Don Manuel, en Providencia con Padre Mariano. El lugar tiene escaso mobiliario y mínima decoración. Por eso resalta justo frente al escritorio de la recepcionista, un marco exhibe varias fotos de los ejecutivos de San Nicolás con el ministro José Miguel Insulza, en lo que parece una audiencia.

Consultado al respecto, Vallejos cree que se trata de una imagen tomada antes de un viaje a Nicaragua (el 2002). “Han ido varias veces a reuniones con él, los ha apoyado mucho. Para ir al exterior y tener una agenda aprobada en la Cancillería hay que tener un contacto a nivel gubernamental”, explica.

En el gabinete del ministro Insulza dijeron no recordar tal encuentro ni a San Nicolás y descartaron cualquier cercanía con la empresa o sus socios. En una de las embajadas donde han viajado los ejecutivos de la firma, negaron que éstos se hayan acercado a realizar cualquier gestión y afirmaron que lo usual es que las empresas se contacten entre sí y sin intermediación diplomática, que sólo se usa para armar agendas cuando los privados viajan con alguna autoridad o representando a una asociación gremial o al país en alguna feria internacional a través de ProChile.

La génesis de San Nicolás. La historia de CIF San Nicolás se inicia en noviembre del 2000 cuando Elizabeth Abumohor Agüero y Ariosto Lapostol -el retirado general que en 1973 comandaba el regimiento Arica de La Serena cuando pasó la Caravana de la Muerte- formaron CIF San Nicolás S.A.

-Yo fui presidente de esa cosa y en vista de que no marchaba bien renuncié a todo. No eran correctas las cosas que se estaban haciendo. Hace unos cuatro años formalicé mi renuncia -recuerda Lapostol, sin dar más detalles.

Su sucesor fue Luis Patricio Bascuñán González, un ingeniero comercial que echó a andar la máquina de los créditos que parecían mágicos. Boca a boca entre conocidos y amigos se esparció la noticia por Chile y países como Panamá, Canadá, México, Bolivia e Inglaterra. Llegaron a sumar más de 70 quienes se inscribieron en la aventura.

CIF San Nicolás los reclutó e hizo de intermediario con Compulex Holding A.G., una empresa financiera domiciliada en Luxemburgo. El contrato entre ambas firmas, representadas por Bascuñan y el general en retiro Guillermo Letelier Skinner respectivamente, se concretó el 9 de julio de 2001 y fue ampliado el 20 de agosto de 2001. Según consta en la escritura, a la que Siete+7 tuvo acceso, el objetivo era establecer un sistema de créditos de largo plazo, de entre 10 y 20 años, por montos que oscilaban entre los 500 mil y los 500 millones de dólares. CIF actuaría como “broker” y Compulex aprobaría los proyectos y declaraba a tener suficientes contactos en Europa para conseguir el financiamiento.

Durante el 2003, en vez de Compulex empieza a aparecer una firma llamada EU Finance Group. Aunque hoy CIF San Nicolás insiste que se trata de empresas distintas, existe un documento en que San Nicolás presenta a Compulex Holding A.G./EU Finance Group como una sola compañía, cuya misión es “contribuir al desarrollo socio-económico de países, la sociedad y también de compañías privadas en la realización de proyectos sin restricciones económicas y políticas”. Su representante para Latinoamérica: Guillermo Letelier Skinner, ex ministro de Corfo, director de Famae y posible pieza clave en la investigación que lleva el juez Sergio Muñoz sobre el origen de los dineros de la familia Pinochet.

El punto podría ser menor si no fuera por la paranoia desatada la semana pasada por CIF San Nicolás. Con fecha 19 de agosto, enviaron una carta de tres carillas a todos sus clientes advirtiendo que Siete+7 estaba haciendo un reportaje para vincular a Letelier, como ex militar, con las operaciones y para hacerlo aparecer como traficante de créditos externos, situación que en ningún caso era real. Según la versión de la empresa, el reportaje sobre San Nicolás era producto de que ex funcionarios de la empresa y algunos clientes querían hacer fracasar la operación.

En dicha comunicación, la firma dice que Letelier no ha participado en los contratos con EU Finance pues fue designado como su representante en América Latina con posterioridad a la firma de éstos, por lo que sólo ha participado de oyente en algunas reuniones. El abogado de San Nicolás ratificó esta idea, descartó que EU Finance y Compulex fueran lo mismo y dijo que Letelier sólo participó en una publicitada reunión. Sin embargo, este medio tuvo acceso a otras comunicaciones en que se da cuenta lo contrario, como una de abril de este año en que Bascuñan informa a los clientes que Letelier “siempre ha estado muy participativo en las reuniones y cooperando para aclarar todo tipo de dudas”. Qué tan participativo es la pregunta que varios clientes se hacen.

RECUADRO 1

Letelier otra vez

Cuando aún vestía traje militar, Guillermo Letelier Skinner ya destacaba por su interés en los negocios. Ingeniero químico, Letelier pudo desarrollar con plenitud esa faceta cuando a mediado de los años 80 fue trasladado desde el Complejo Químico e Industrial del Ejército hasta la Corfo, donde ocupó cargos gerenciales y luego la vicepresidencia ejecutiva, entonces con rango ministerial. Cuando llegó al sillón principal de la Corfo, la corporación estatal era un monstruo a cargo de las gigantescas empresas estatales. Al entregar el poder junto con el resto del gobierno militar en 1990 y tras haber dirigido las más importantes privatizaciones, Corfo ya había perdido gran parte de su enorme poder.

Quienes lo conocen comentan que durante ese período hizo grandes contactos en el mundo empresarial. El cargo conllevaba un poder económico del que muchos querían estar cerca.

Su desembarco al mundo privado se produjo a comienzos de enero de 1990, en la puertas de la democracia y de asumir un nuevo cargo clave: director de Famae.

Su primer acierto empresarial fue en el sector financiero al inventar Servibanca, una empresa dedicada al canje bancario, siendo un pionero en la externalización de servicios. Entre sus socios hubo civiles civiles (el ingeniero civil Cristián Zeger Reyes, el ex ministro de Pinochet Sergio Melnick Israel y el actual presidente de Anatel Jaime Bellolio) y también militares (el retirado coronel e ingeniero químico Rolando Soto Sobell y el ex vicecomandante en jefe del Ejército Jorge Zincke, quien en esos momentos pasaba a retiro).

Luego de varios aportes de capital para hacer crecer la empresa, los tres uniformados conversaron y se dieron cuenta de que no tenían espaldas para seguir invirtiendo y se retiraron, recibiendo su dinero reajustado y valorizado. Sin embargo, un protagonista de la época asegura que pese a haber recibido su cheque Letelier nunca lo cobró y se quedó en la empresa.

-Fue una forma de sacar a los dos militares del negocio. Decían que Sonda quería invertir en la empresa pero quería menos socios

-asegura la misma fuente.

Según pudo comprobar este medio, Letelier fue socio al menos hasta el 2001 (Servibanca no quiso informar si lo sigue siendo hasta hoy) y tras la salida de Soto y Zincke ingresó la inversión de Sonda, con lo cual Servibanca se convirtió en una empresa líder en su rubro. Negocio redondo. Según esta fuente, Letelier apostaba a las ganancias grandes y rápidas.

-Era un hombre con muy buen olfato para los negocios. En esa época era poco común que los militares en servicio activo incursionaran en el sector privado -recuerda un civil que trabajó con él a comienzos de los ’90 y dice haber tenido una buena experiencia.

En 1991 Letelier debió dejar Famae y pasó a retiro luego del escándalo del tráfico de armas a Croacia protagonizado durante su gestión. A esas alturas, él ya estaba encarrilado en sus negocios propios.

Si bien el registro comercial de Letelier no arroja datos sobre inversiones, él utiliza Marchill S.A. para materializar sus negocios. Se trata de una sociedad cuya empresa madre está en las Islas Vírgenes Británicas, creada exactamente de la misma forma que Belview International, la firma que fue creada por encargo de Letelier para manejar una parte de los dineros de Augusto Pinochet Ugarte, tal como informó Siete+7 hace algunas semanas y que desde entonces investiga el juez Sergio Muñoz. Su nombre no aparece en la propiedad de la firma, pues por provenir de un paraíso fiscal posee acciones al portador.

Las gestiones para su constitución, al igual que en Belview, fueron realizadas por el abogado y militar retirado Óscar Aitken Lavanchy, hombre de confianza de Pinochet. Aitken también inscribió otra empresa gemela que pertenece a su concuñado: Sanburg Overseas.

Por ejemplo, tanto Sanburg como Marchill fueron socias de “Administraciones de Servicios e Inversiones S.A.”, firma propietaria de la quebrada Isapre dental Dentcard. La compañía era presidida por Letelier y el secretario era Axel Buchheister Rozas, el director del programa legislativo del Instituto Libertad y Desarrollo y su jefe de gabinete en Corfo, quien además aparece como socio minoritario en Belview y Marchill.

A través de Marchill, Letelier también invirtió en otra sociedad que quebró, Tramaca Service S.A. de la que fue director.

Pese a que quienes lo conocen aseguran que mantiene un alto nivel de vida, con casas en La Dehesa, El Colorado y Rapel, en los negocios registra participación en al menos una tercera sociedad que terminó quebrada. Se trata de la agencia Astroviajes S.A., que era propiedad de Clemente Guarda Auras, quien también fue director y gerente de Marchill.

Según ha podido averiguar Siete+7, Guarda y Letelier tuvieron una estrecha relación cuando Astroviajes era una de las agencias importantes en los años 80. Según las fuentes consultadas, la empresa tuvo la exclusividad de los viajes que realizaba Corfo y luego Famae. En 1997 Marchill y Letelier entraron a Astroviajes, pero hay quienes creen que tras la quiebra la relación se habría cortado, aunque mantendrían algún grado de contacto.

Siete+7 intentó infructuosamente conocer las versiones de Guarda y de Letelier respecto a sus negocios. A través de su abogado Mauricio Hernández Muñoz -el mismo que desde el 2002 está procesado por obtención indebida de devoluciones de impuestos luego del famoso “Juicio del Oro” en que representaba a Metales Envimi contra el SII-, Letelier amenazó primero con una querella al enterarse por terceros de que se preparaba este reportaje. Luego se allanó a responder por escrito preguntas de Siete+7 a través de su hija periodista María de los Ángeles. Sin embargo y pese a saber que el foco central era CIF San Nicolás, luego de recibir las preguntas argumentó que no estaba dispuesto a referirse a sus negocios privados, advirtiendo esta vez que se reservaba el derecho de iniciar acciones legales contra este medio.

RECUADRO 2

La fachada military

Ente los personajes y episodios que forman parte de esta historia, el canadiense Jordan Dunlop juega un rol polémico y curioso.

Es uno de los clientes extranjeros que está indignado con los problemas que le ha causado el fallido crédito con San Nicolás.

-Hemos tenido que hipotecar todo y esto está devastando a mi familia -comentó afligido.

Su relación con San Nicolás comenzó en agosto de 2002 y para obtener su crédito debió pagar 60 mil dólares para cubrir los gastos operacionales. Esperaba el préstamo en 45 días. Luego de que éste se postergara semana tras semana, decidió viajar a Chile en febrero de este año para verificar por sí mismo qué pasaba.

-Estaba pidiendo pruebas de que los fondos efectivamente estaban por venir. Me pidieron que me quedara en un hotel específico: el Hotel Militar de avenida 11 de Septiembre -cuenta.

Pese a que tenía reservas en el Intercontinental, aceptó quedarse ahí, asegura, porque San Nicolás le ofreció cubrir todos los gastos.

No le fue bien. Tuvo duras peleas con Bascuñan y luego le cortaron el contacto. Hace acusaciones directamente criminales y dice haber tenido miedo de que algo pudiera pasarle durante su paso por Santiago. Decidió volver a Canadá. Sin embargo, asegura que luego se enteró de que había sido demandado por San Nicolás por no pagar el hotel y las cuentas.

La versión de la empresa es la opuesta. Según el abogado Vallejos, no existe ninguna demanda de ese tipo sino una querella por falsificación de instrumento privado mercantil, pues quiso adulterar sus informes financieros y mostrar un patrimonio que no tenía.

De acuerdo a las averiguaciones hechas por Siete+7, los negocios de Dunlop en Canadá han sido vinculados con actividades fraudulentas. Pese a ello, San Nicolás le aprobó inicialmente su crédito.

Dunlop es uno de los que ha recurrido a la policía canadiense. Concurrió ya el 2003 para denunciar que era víctima de un fraude en Chile, pero luego desistió de iniciar el proceso diciendo que había vendido la empresa. Hace una semana volvió a hacer la denuncia y se supone que debe volver en los próximos días con documentos que acrediten el delito.

Militares. Más allá de las distintas versiones, llama la atención que San Nicolás haya podido llevar a un cliente a un hotel que es exclusivo para militares y sus cercanos invitados. “Simplemente hay funcionarios que fueron ex funcionarios de alguna rama de las FF.AA. que podrían justificar ese asunto”, respondió Vallejos, aclarando que no se trata de una gestión de Letelier Skinner.

La cercanía entre San Nicolás y el mundo militar también ha quedado en evidencia en otras gestiones. Por ejemplo, una pareja que hacía negocios con ellos vino a Chile a firmar un contrato. Los encargados de San Nicolás les dieron un verdadero tour militar por la ciudad, que incluyó un paso por la Fundación Pinochet.

Cuando regresaron a su país, relataron a sus cercanos que en Chile fueron agasajados con comidas, almuerzos, viajes a Viña y Valparaíso, además de visitas a cuarteles militares. Contaron que incluso fueron a la Escuela Militar Bernardo O’Higgins, donde fueron saludados por los cadetes, e invitados a almorzar a un casino de la Fuerza Aérea.

RECUADRO 3

Quién es Luis Patricio Bascuñán González

Los registros comerciales de Luis Patricio Bascuñan hablan de un hombre con serios problemas financieros. O al menos de un mal pagador. Según estos informes, sus protestos vigentes suman 19 millones de pesos, mientras que su morosidad consolidada por pagarés impagos supera los 12 millones de pesos.

-No estamos prestando plata propia -argumenta su abogado para distanciar sus problemas económicos de los de CIF San Nicolás.

Los datos del Poder Judicial también arrojan a su haber numerosos procesos por cheques, además de una demanda de la Tesorería General de la República por obligaciones tributarias.

No es la primera vez que tiene problemas con los impuestos. En 1998 fue procesado por evasión tributaria, en un caso que dio para un reportaje del programa “Contacto” de Canal 13: “El fraude al IVA”, en el que aparece mencionado en un caso de exportaciones de agua que disfrazaban como aceite esencial de pino o de eucaliptos. El hecho le costó una pasada por Capuchinos.

-Que una persona haya tenido un problema tributario no implica que pueda tener un eficiente conocimiento del comercio exterior –argumentó Vallejos, quien agregó que no puede comentar los problemas de sus clientes.

Pero San Nicolás también tiene algunos problemas legales. El 3 de agosto de este año se presentó una demanda en su contra por el no pago de arriendo de un edificio en avenida Apoquindo 8.200. Según la corredora de propiedades Loreto Guerra, CIF San Nicolás no ha pagado desde enero por el departamento que habita Jovino Torres, quien se presentó ante ella como agente de seguridad del Consorcio. Cuenta que el viernes pasado, Torres se escapó de la vivienda y desde entonces no se tienen noticias suyas.

El abogado Vallejos se mostró sorprendido por este hecho. “Jovino Torres fue ex funcionario de Investigaciones, pero cómo va a estar con guardaespaldas la empresa, hay que tener un poco de cuidado. Lo conozco y lo veo como todo un caballero. No trabaja en San Nicolás, presta servicios cuando lo requieren, no tiene contrato que yo sepa. Si alguien se ha atribuido el nombre de la empresa para arrendar un departamento a su familia no puede ser. Para mí es una sorpresa, no me cuadra”, enfatizó.

DESTACADO

El general en retiro Guillermo Letelier Skinner era uno de los favoritos de Augusto Pinochet, quien lo puso en puestos clave: Corfo en período de privatizaciones y Famae tras el retorno a la democracia. Eso le permitió generar contactos privilegiados que lo ayudarían posteriormente en sus negocios.

People on the Bus

Posted in Chile military, Corruption, Uncategorized, Writing by tomasdinges on October 30, 2006

Today was the day of the sad prostitute, or maybe she had been raped at work. I really don’t know what was going on, another suffering day. I wanted to sit next to her on the bus, because she was small and I was big, and I had a big bag. She had that broad beautiful face of an indigenous woman in the city. She had fine features and brown skin, the kind of face which no one recognizes as indigenous in Chile, or accepts. I wonder if there is a race to racial extermination here in Chile. It probably comes from within. The largest Mapuche population in Chile lives in Santiago. Self-denial is progress and modernity, right?

Just a thought..for the record.. And her legs were open, and it was strange. And her leg fit just within my leg, and I rested up against hers, reaching a relaxing position at times. I was sitting almost off the seat, so as not to invade her space. At times it was mutually comfortable and as the bus swayed and bounced raucously our legs stayed together or got closer, and then I punched my fist into the palm of my hand, expressing a frustrating thought that had passed through my head in my own recounting of a shitty day and her leg jumped away, a seemingly instinctual reaction … Why were her legs so open and then the morbid thought that she had been raped by an employer came to my mind. Her leg was so close, and her body and her mind, because she was so small, were so far. I can feel her, sense her, am concerned about her. I realized that she had been sniffling the entire time. I wanted to turn and look at her, and see what was happening. I couldn’t.

A clown comes aboard and I hate clowns. They pick on people. This clown reads the papers and cares about its contents. Pinochet apparently has 170 million dollars in gold ingots in Shanghai, he informs passengers beneath the fluorescent lights. He talks words of happiness, brotherhood, looking people directly in the eye and my skepticism was reduced. He then asked me if I wanted to smoke.

–Once, I fell in love with the woman seated near the window on the bus running parallel to me on Americo Vespucio, near Grecia. The two buses, mine and hers, raced around the circle, keeping pace with each other, separated by two feet. I looked over, throught the two scratched and smudged window panes, and smiled. She smiled back.–

I said no, and later on, the woman, almost diminutive, broad faced, with smooth dark skin and delicate features looks at me, as I look at her. Her eyes sparkle, they were glistening with tears, and we smile at each other. What happened? She has been sniffling the entire time and has her legs open still, leading me again to think that she has been raped by her boss. Patron, jefe, jefecito, viejo verde, jote, violador.

There was something, when I sat down, she was pretty, I think, and small, unassuming. no tension.

Ive never ever seen eyes communicate such sadness, sadness and optimism at the same time. Broad brown eyes, really, Mapuche. Fucking really, sparkling…and the clown brought us together. She had been crying, she was not young, not old, but not 30..Ive no fucking idea, Im White, what do I know?

They were tears, and I thought that she should come to dinner with me, where I was going, and be taken care of. Then I realized that she had fallen asleep, like workers do or people who have been crying a lot, on the bus, or anyone does, uncomfortably, on a bus. Then maybe she was sad because she had broken up with a boyfriend, or her mother had died. But why were her legs splayed open, like of a horrible scene in a movie? I consulted, friends, an older woman, 74, and a younger woman, 20, who has many friends who have gotten abortions, all illegal in this country, and they both concurred that the possibility existed. I saw the answer in their eyes as I told the story.

And she was asleep, and a grateful woman, small, but not too large, perfect, took my seat alongside her as I vacated it, instead of a man. She had cried herself to sleep…tucked into that personal space between the window, (glass, rubber, metal headrest), the backrest, your chin and your chest. It was 850pm. Santiasco.